martes, 28 de marzo de 2017
Congreso del Estado XXXI Legislatura

El respeto a los Derechos Humanos debe darse sin Distinción de Credo, Condición Social y Filiación Política

Otros comunicados

foto
  • Legisladores locales señalan que las autoridades gubernamentales de todas las entidades federativas deben promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos del ciudadano.

Tepic, 09 de diciembre del 2014.- En el marco del Día Internacional de los Derechos Humanos, diputadas y diputados de la Trigésima Primera Legislatura del Congreso del Estado, desde la máxima tribuna en Sesión Pública Ordinaria, solicitaron el respeto a los derechos fundamentales de los ciudadanos nayaritas y de un Estado democrático social.

La legisladora María Angélica Sánchez Cervantes en su mensaje hizo hincapié que las personas de voluntad y capacidad, deben reflexionar y esforzarse para consolidar lo necesario para que los Gobiernos de verdad protejan y hagan valer los derechos humanos, y de esta forma ninguna persona con autoridad los vulnere, si no que los respete y los haga respetar.

Ante el Pleno señaló la necesidad de instrumentar mecanismos que pongan fin a la impunidad, para que todas las personas que cometen un delito por menor que fuere sean castigadas y no se toleren las omisiones de las autoridades responsables de impartir justicia.

“Urge materializar un instrumento jurídico para la protección y defensa de los derechos humanos, razón de más para trabajar en ello de forma urgente, ha llegado la hora de pasar de la palabra a los hechos, de revisar en materia de la Defensa de los Derechos Humanos lo que funciona en las instituciones y en las políticas públicas destinadas a promover la cultura de respeto, y además corregir lo que no funciona para evitar lagunas normativas que impidan la sanción de las autoridades”.

El diputado Manuel BernardoCarbonell Ortega, desde la máxima tribuna manifestó que no debe existir algún tipo de discriminación motivada por origen étnico o nacional, de género, edad, discapacidad, de condición social, religión, opiniones, preferencias sexuales, estado civil o cualquier otra que atente a la dignidad humana, y tenga por objeto anular los derechos y libertades de las personas.

El legislador reiteró la necesidad de llevar a cabo reformas a leyes en la materia, la obligación de toda autoridad en el ámbito de sus competencias de promover, respetar, proteger y garantizar sus derechos, así como prevenir, investigar, sancionar y reparar las violaciones a los derechos humanos.

“La situación actual que está atravesando nuestro país, es una muestra clara donde se han traspasado y violentado la vulnerabilidad de los seres humanos como personas, ciudadanos y mexicanos”, puntualizó.

En tal sentido, desde el Congreso del Estado los integrantes de la Trigésima Primera Legislatura de los diferentes grupos y fracciones parlamentarias trabajarán de la mano con las autoridades competentes, a fin de lograr un verdadero estado de derecho en la materia para los nayaritas.